2012 versus 2013

Quería empezar el año publicando un nuevo post. Pero la elección del tema me ha creado un debate interno algo absurdo, analizar el pasado y hacer balance o mirar hacia el futuro. Lo lógico es hacer balance del año, pero no voy a mentir, me da pereza.

Me da pereza mirar atrás el año 2012, porque ha sido uno de esos años agridulces. Me pasa como a Iker Jiménez, de Cuarto Milenio, cuando tuvo que hacer frente al más previsible programa “El fin del mundo” debido a la teorías sobre el 21-12-2012. No es que el 2012 no me haya gustado, ya que en general ha sido un buen año. Para empezar, no nos han ingresado ni un solo día, y mis hijas no han cogido neumonías. Las bronquitis que han cogido, comparadas con las anteriores han sido simples estornudos. Ni virus extraños, ni de estómago. ¿Qué más se puede pedir?

Este año he publicado (autopublicado) mi primera novela, La papeleta en blanco, que ha estado casi 150 días en el TOP100 y varias veces en el TOP10 (pocas, pero más de una… jaja). Teniendo en cuenta que ya había dejado caer la novela, y por eso la colgué sin corregir, sin editar, en su versión manuscrita…. Un rotundo éxito (ante mi total estupor e incredulidad).

Ahora hay una versión nueva colgada, ampliada y más pulida, que todos los que la compraron anteriormente pueden actualizar de forma gratuita. De todo ello, de los lectores, de las lecturas conjuntas, de mis compañeros indies… he aprendido mucho, mejor dicho, lo he aprendido todo, porque lo cierto es que no tenía ni idea de nada. Y estoy contenta, una vez asimilados nuevos procesos, nuevas nociones, nuevos valores y actitudes puedo seguir adelante con la certeza de no volver a cometer errores anteriores, si no únicamente nuevos. Volveré entonces a utilizar el proceso de evaluación interno y retroalimentación que adopto para todo. Aprender, asimilar, corregir y esforzarse.

También tengo que añadir al balance anual que estoy acabando el Máster de Profesor de Bachiller y Secundaria de la VIU, aunque no tengo claro que la opción que elegí (Lengua y Literatura) haya sido la correcta. Me dejé llevar por el reto y la ilusión, y ahora tengo que estudiar el doble. Pero lo estoy llevando bien. Hubiera sido más fácil mi opción, la de “economía”, con un temario tan lógico,fácil e interesante…Pero no, tuve que escoger el camino espinado. Y ahora cuando estudio, me digo, tienes que ser consecuente con tus elecciones, a modo de penitencia. ¡Esfuérzate!

Vaya balance más hipócrita, no presto la suficiente atención al 2012, porque no puedo dejar de pensar en el 2013… Gracias a dios, el 2013 no me da pereza, me atrae: ¿Habrá una mejora económica en el país? ¿En el mundo? ¿Habrá una revisión general de nuestro sistema legislativo y administrativo? ¿Actualizaremos las leyes anticuadas, casi quijotescas? ¿Pondremos un tope de endeudamiento, como en Francia, del 33%? ¿Habrá un cambio cognitivo en la clase política? ¿Cambiaremos nuestra forma de votar dejando atrás los bloques tradicionales de derecha – izquierda? ¿Crecerá el empleo? ¿Por  fin se darán cuenta nuestros dirigentes de la necesidad de un consenso general en materia educativa? ¿Cambiaremos nuestra Ley Electoral? (entre otras cuestiones…)

Este año, en Septiembre, si todo va bien, se publicará La papeleta en Blanco en papel. Esta novela nunca dejará de darme sorpresas…Será la mejor versión de sí misma, corregida y ampliada. No puedo imaginar que voy a sentir cuando la tenga entre mis manos…¿Podré ir recomendándola de librería en librería cual loca?. También se publicará en digital, en todos los formatos, en todas las plataformas.

Y luego está el tema de mi segunda novela, cuyo nombre no es aún definitivo, no he decido aún qué hacer con ella, que estrategia seguir. Si colgarla primero en Amazon…

Es la historia de una mujer increíble basada en el personaje histórico de Victoria Peñarrubia, una mujer valiente en una época difícil, que tuvo que reinventarse en mil ocasiones para no caer en la desgracia y en la ruina. Huérfana y viuda a los 19 años, cambió debido a las circunstancias hasta convertirse en una mujer con una fuerte personalidad que ha perdurado en el tiempo. Muy conocida, querida y respetada  en su pueblo, Minglanilla, dejando testimonio de su paso por el mundo en numerosas fuentes, escritas y orales. Una mujer compleja, como anécdota contaré que intentaron incluso pedir su beatificación. Fuente de polémica constante, rumores  e invenciones.

¿Cómo dejar caer en el olvido a alguien así?

Y el tercer reto del año es dejar estructurada mi tercera novela, la más ambiciosa, la más interesante. De corte costumbrista como las dos anteriores, y basada también en personajes históricos. Ambientada en el pueblo de Fuentealbilla (célebre ahora por el jugador de fútbol Iniesta), Cuenta la historia de dos familias enfrentadas en el tiempo, la increíble historia de amor de mis abuelos, pero también la de sus familias. Unos personajes agridulces, inolvidables y divertidos; pero también otros, crueles y ambiciosos que dan cabida a una preciosa historia, que recuerda a cuento, pero eso es lo que me gusta, lo que me motiva, que la realidad supera siempre a la ficción. Nada tiene mayor impacto que la realidad.

Anuncios

2 thoughts on “2012 versus 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s